Ahora lo sé

Ahora lo sé:
es verdad que la tristeza
se edifica sobre playas
y que son ciertos los horizontes
que nos prometimos.

Yo pienso en Berlín
y tú pones en mis labios tu nombre
con tus labios,
y nos dejamos entretejer poco a poco,
livianos, en mitad de la cocina.
Yo pienso en ti
y tú raptas tu nombre de mis ojos,
ciegos de ti,
y dejas que deletree cada segundo en tu cuerpo.

Y el corazón, que nunca fue muy certero,
no deja de batir palmas a cada paso que das.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s