Salamanca, siempre todavía

Te veo en la cama
rodeada por un aura de arrugas de sábana.
Y qué si son las once y media,
nunca creímos en la disciplina de los relojes.

Hoy es siempre todavía,
me susurras, y siempre todo tiene que ver contigo:
oh, Leonor mía, no te mueras.
Soria tendrá excusa en sus murallas,
pero aquí, donde alguien gritó “viva la muerte”,
en esta ciudad,
en sus mismas calles,
en esta cama, ahora, a las once y media,
que viva la vida, Leonor.

Podrán vencernos, pero no convencernos de nada más.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s