Fin de verano

Tú y yo nos quitamos la ropa.
En el tocadiscos,
Diego Vasallo raspa palabras de Roger Wolfe;
al mismo tiempo,
en la ciudad agoniza el verano:
los gatos, con su flexura de junco,
miran al cielo amenazante de lluvia;
la gente muda sus ojos de girasol
y presenta conjuntivas llenas de tristeza.
Llueve.
Llueve.

Entre agosto y septiembre
se forma un abismo insalvable,
pero tú y yo caminamos hacia el futuro,
de la mano,
con el pretendido valor del funambulista.
Y sí, es cierta la tristeza,
veo a los gatos refugiarse de la tormenta,
siento al tocadiscos enmudecer
y agoniza, entre bocanadas de mar, el verano.

Mientras, tú y yo nos quitamos la ropa.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s